• El piso flotante es un tipo de revestimiento que se coloca sin pegar, clavar ni atornillar. Se apoya sobre cualquier superficie , siempre que sean lisa y firme.
  • Tiene un espesor de entre 7 y 12 milímetros. Pueden colocarse sobre el piso existente.
  • Son resistente, de gran duración y de fácil y rápida instalación.
  • Pueden ser transitados inmediatamente después de haber sido colocados.
  • Resultan buenos aislantes térmicos y acústicos.
  • Por su composición, resultan ecológicos.